Hospital San Francisco, pioneros en la medicina, logra convertirse en el primer hospital privado de El Salvador en poner a disposición de la población salvadoreña todas las terapias sustitutivas para pacientes con insuficiencia renal crónica.

Las terapias de reemplazo renal:

• Hemodiálisis

• Diálisis Peritoneal Automatizada

• Hemofiltración

• Hemodiafiltración

• Trasplante Renal

Conformando así la UNIDAD DE NEFROLOGÍA ESPECIALIZADA SAN FRANCISCO, esta unidad es la encargada de proporcionar todas las terapias sustitutivas o de reemplazo renal, que abarcan los tratamientos de soporte de la vida para la insuficiencia renal.

En Hospital San Francisco un paciente renal tiene a la mano desde los exámenes y estudios de diagnóstico a través de laboratorio clínico con referencia en laboratorio de Estado Unidos y Rayos X (UNIRAD). Dentro de los cuales podemos mencionar:

*Ultrasonido Renal.  *Fluoroscopio.  *TAC renal.

*Resonancia Magnética (Únicos con Resonancia Magnética sin medio de contraste para paciente renal.)

 

Staff de Nefrólogos

Staff de Nefrólogos

Dr. Fernando Efren Morales Avalos

Nefrólogo

Dr. Juan Francisco Villatoro Velásquez

Nefrólogo

Las terapias de reemplazo renal:

Hemodiálisis:

Tratamiento médico que consiste en eliminar artificialmente las sustancias nocivas o tóxicas de la sangre, especialmente las que quedan retenidas a causa de una insuficiencia renal, mediante un riñón artificial (aparato)

La diálisis peritoneal automatizada:

Es un procedimiento que permite depurar líquidos y electrolitos en pacientes que sufren insuficiencia renal.

Hemofiltración:

Es una terapia de reemplazo renal similar a la hemodiálisis que es usada casi exclusivamente en las instalaciones de cuidado intensivo.

La hemodiafiltración:

Es un método de diálisis renal que combina la hemodiálisis y la hemofiltración.

 

Trasplante de Riñón:

Es una cirugía para colocar un riñón sano en una persona con insuficiencia renal, El riñón donado puede provenir de: Un donante familiar vivo: emparentado con el receptor, como uno de los padres, un hermano o un hijo. Un donante no emparentado con el receptor: como un amigo o el cónyuge. Un donante muerto: una persona recientemente fallecida que se sepa no ha tenido enfermedad renal crónica. (no se da en El Salvador).